Si eres un partner de Dynamics AX seguramente te habrás preguntado cómo puedes pasar a tus clientes al Nuevo AX de una sola vez independientemente de la versión de producto en la que éste se encuentre —Cloud pública, Cloud Privada u On-Premise—. Fácil: actualizando tus clientes a AX 2012 R3 CU8 o una versión posterior de CU.

Tras varios meses de implementación interna de la última versión del ERP, nos hemos encontrado con que el paso desde AX 2012 R3 CU8 facilita mucho la tarea hacia el Nuevo AX (en adelante AX7) que si se realiza desde una versión anterior. De hecho, el soporte técnico para AX 2009 se ha ampliado hasta 2018, lo que demuestra que Microsoft quiere que sus usuarios puedan actualizar a la versión más reciente a su propio ritmo.

Tal es así que Dynamics Lifecycle Services (LCS) requiere que la versión mínima del ERP sea AX 2012, además de que algunas mejoras del código de AX 2009 hacia AX7 deben conducirse obligatoriamente por 2012 R3 CU8, lo que nos hace ver que en muchos casos la transición a través de ella es inevitable e, incluso, más estable y segura por los siguientes motivos:

  1. Distribuye los costes y riesgos en el tiempo: el salto de versiones tan drástico puede provocar riesgos innecesarios por incompatibilidad o procesos no conectados entre la más antigua y la más nueva. Hacerlo de una forma planificada y pausada ofrece mayor seguridad, optimización de costes y disminución de riesgos innecesarios.
  1. Disminuye los riesgos del proyecto: la actualización progresiva y controlada permite conocer el alcance del proyecto en todo momento, evitando tanto los retrasos en los procesos de implementación como la aparición de costes inesperados y niveles de error. Por lo tanto, ni se disminuyen los márgenes de beneficio ni terminamos con un cliente insatisfecho.
  1. Evita el estrés en los clientes: el salto de AX 2009 a AX7 se traduce en un cambio drástico en los procesos e interfaz del usuario, lo que podría provocar confusión y ansiedad ante la falta de adaptación.
  1. Porque anima a los clientes a adoptar una nueva funcionalidad: las diferencias entre AX 2009 y AX7 son evidentes, especialmente desde el punto de vista de la funcionalidad. Paso a paso y a través de AX 2012 permite preparar los hábitos del cliente y mejorar las acciones de cara a la actualización final a AX7. Así, al tener una lógica de negocio similar, los usuarios de Dynamics AX ya estarán habituados a la operativa y flujo de trabajo, solo pasarían a un interfaz web con cambios funcionales.

Y, lo que es más importante, la actualización reduce riesgos y asegura tus beneficios como partner. No importa tanto qué proceso de actualización se lleve a cabo, sino que el fortalecimiento de la seguridad de la plataforma ayuda a fidelizar al cliente, prepararlo hacia un nuevo entorno y, sobre todo, liberar carga de trabajo para enfocarte en nuevos proyectos y posibles clientes.