Más allá de que una compañía disponga o no de una estrategia específica de cloud IT, lo cierto es que, de alguna forma u otra, está aprovechándose del cloud computing. A fin de cuentas, ¿qué es el correo electrónico? ¿Qué es iCloud o Google Drive? ¿Dónde está alojada la página web?

Desde hace dos años, algunos estudios demostraron que el 61% de los negocios estaban usando el que denominaban como “Shadow IT” (la sombra del IT), una práctica en la que departamentos diferentes a IT estaban utilizando servicios cloud sin el conocimiento ni el visto bueno del área IT de la empresa. Cuando no existe una estrategia para el cloud computing los retos son mayores que si la hubiera: desde la problemática a la hora de conectar fácilmente las plataformas hasta carencias en las necesidades del servicio utilizado.

Para salir de esta sombra, existen tres sencillos puntos a tener en cuenta para establecer una estrategia firme y con un fin estratégico:

1.- Identifica las necesidades que requiere tu empresa: ¿Qué necesita tu organización? Establece una tabla con el servicio (ERP/CRM, email…), la importancia e impacto que tiene para tu empresa, el tiempo SLA y la demanda del negocio. Analiza: ¿por dónde se cierran más ventas? ¿Cuánto tiempo es utilizado cada día cada uno de dichos recursos? Así verás cuán necesaria es la búsqueda de soluciones personalizadas.

2.- Identifica cómo de importantes son para tu equipo: Si tu negocio se apoya en una solución ERP o en el uso del correo electrónico, ¿dispones del personal con la capacidad y conocimiento necesario para mantener y dar soporte al sistema? ¿Están disponibles las 24 horas para dar solución a una situación crítica?

3.- Identifica las intersecciones: ¿Cuáles son tus fortalezas y tus debilidades? Muchos directores IT temen externalizar sus necesidades por miedo a perder el control de sus documentos y datos. Prefieren disponer de una infraestructura propia y un personal encargado de su mantenimiento y control. Sin embargo, a no ser de que se disponga de un gran profesional en el equipo encargado completamente en la administración, soporte y gestión anti-virus, difícilmente se podrá controlar sin cometer posibles errores por la exigencia de rapidez, sobrecarga de trabajo y falta de dedicación. Es en los momentos de desastres cuando se buscan lobackup y las recuperaciones del sistema, pero a veces es demasiado tarde si no existe esa planificación. Hoy en día, la disponibilidad 24×7 se hace más que necesaria, y el outsourcing ayuda en gran medida a cumplirlo.

En definitiva, planificar una estrategia IT o cloud no es algo complejo, pero sí necesario para cualquier empresa que quiera fortalecerse. Desde AXAZURE siempre ofrecemos dos modelos o estrategias cloud, de tal manera que el cliente podrá tener la última palabra para saber si quiere confiar en nuestra propia infraestructura para poder adquirir este servicio o si decide decantarse por la plataforma cloud por excelencia para nosotros: AZURE.