Cada julio Microsoft arranca su año fiscal celebrando el evento mundial de Partners de Microsoft llamado Microsoft Inspire.

Microsoft Inspire 2020, por primera vez en formato digital.

Por primera vez se ha tenido que celebrar de forma online, convirtiéndose en una experiencia completamente renovada. Ha sido el evento más grande de la historia con relación al número de asistentes: más de 100.000 personas (2.000 desde España) han podido conocer de primera mano las prioridades de Microsoft para este nuevo año fiscal que comienza.

Suele ser un momento ideal también para nuevos anuncios y cambios en las diferentes subsidiarias.

Al foco ya habitual en Azure y sus servicios, se suma esta vez incluso con más fuerza la evolución en Microsoft 365 y en Dynamics 365 con la Power Platform. Microsoft 365 ha tenido una auténtica explosión de usuarios y de consumo, y la situación actual ha consolidado la estrategia que venía llevando Microsoft años anteriores de convertirlo en la plataforma de productividad principal para todos los usuarios.

También han anunciado la integración más profunda de Power Apps dentro de Teams, con el nuevo Microsoft Dataflex, incluido dentro de la licencia de Teams.

En el área de Power Platform han anunciado también el nuevo Microsoft Dataflex Pro (hasta ahora conocido como CDS) y el nuevo Customer Voice (anterior Microsoft Forms Pro).

Por último, relacionado con Dynamics 365 además de todas las soluciones de Insights y de Inteligencia artificial, han destacado anuncios relacionados con el Connected Store y con Fraud Protection.

Una palabra que ha surgido en muchas de las charlas del evento, es resiliencia. Básicamente consiste en la “capacidad de adaptarse a situaciones adversas”. La propia Gavriella Schuster (Corporate Vice President, One Commercial Partner) destacaba las posibilidades que ofrecen las aplicaciones de Dynamics 365 de cara a estar mejor preparados a implementar cambios en las compañías.

La transformación digital acelerada en muchos casos debido a la pandemia ha dado como resultado un año récord para Microsoft y para la adopción de su tecnología. Los números hablan por sí solos:

Microsoft Inspire 2020, por primera vez en formato digital.

En relación con la subsidiaria española, se han destacado tres elementos principales para tener en cuenta en relación con la recuperación económica de las empresas y donde Partners y Microsoft deben enfocarse:

  • Customer Centricity: debemos estar cada vez más cerca de los clientes. Esto nos obliga a entender su día a día, preocupaciones o retos. Además, nos fuerza a entender más que nunca sus modelos de negocio y procesos, de cara a proponer soluciones tecnológicas alineadas con sus necesidades.
  • Simplicity: Cada vez más se debe buscar la simplicidad. La tecnología de hoy en día nos permite hacer proyectos más ágiles y rápidos y esto obliga también incluso a un cambio de paradigma metodológico de cómo afrontar los proyectos.
  • Tech Intensity: Es necesario un enfoque tecnológico en todas las áreas de nuestras empresas, pero especialmente en los Partners. Cada vez en más ámbitos se tratan temas técnicos, y este conocimiento detallado y actualizado es el que hace que podemos proponer mejores soluciones y transmitir confianza.

Estos tres pilares marcados por Microsoft, son clave para que los proyectos se conviertan en casos de éxito. En una situación como la actual, los resultados de los proyectos de tecnología deben ser más palpables que nunca y, sobre todo, deben poder ser implementados en tiempo récord.

Todas las empresas estamos ante el desafío de adaptarnos, cambiar y evolucionar. Las que más rápido puedan hacerlo crecerán antes y con mejores cimientos. Desde luego, toda la plataforma de Microsoft nos ayuda a estar más preparados para los cambios constantes de la nueva era.

Demian Raschkovan

Demian Raschkovan

¿Quieres compartir?