“Estamos en mitad de un cambio generacional”, sentenció Scott Guthrie, vicepresidente ejecutivo de Cloud&Enterprise de Microsoft, en la apertura de Microsoft Partner Conference, al que acompañaba una enorme pancarta que decía “El camino hacia la nube”. Y no es para menos, Azure ya está presente en 34 regiones de todo el mundo, más que Google o AWS juntas y con más certificaciones que cualquier otro DC líder. La gran ventaja de Azure es que permite su configuración tanto en nube híbrida como privada.

El crecimiento es espectacular y se espera que cada vez más empresas sigan el mismo camino. De hecho, el 85% de las empresas de Fortune 500 están en la nube de Microsoft. Se espera que el nuevo Dynamics 365 establezca un antes y un después en el uso de la nube, al cubrir el funcionamiento de herramientas como Dynamics AX, CRM y Project Madeira. Sin embargo, Dynamics NAV, GP y SL, y su viabilidad pueden variar con el tiempo.

Microsoft apuesta por el cloud computing como motor de cambio

“En la actualidad hay decenas de miles de partners ofreciendo servicios gestionados en la nube de Microsoft, las aplicaciones se ejecutan en ella y se integran las soluciones”, añadió Guthrie. La apuesta es clara hasta el punto de que Microsoft ha invertido el año pasado 45 mil millones de dólares en servicios y expansión de la nube. Los proveedores actuales de soluciones cloud de Microsoft están viendo duplicar sus ingresos y aumentar un 65% los márgenes de beneficio SaaS.

Sin embargo, también es cierto que algunos partners y pequeñas empresas son reacias a la modificación o repetición de suscripciones y contratos, principalmente aquellos enfocados al lead. Pero Microsoft está planeando facilitar el camino de la migración hacia la nube, tanto en soluciones internas como en ofertas a los clientes.

Además, no hay que olvidar que incluso aquellos que ya se encuentran en la nube es posible que necesiten una ayuda. Según IDC, menos del 10% de los compradores alcanzan una madurez óptima en cloud, pero desde Microsoft esperan alcanzar el 50% en los próximos dos años. De hecho, esperan que el gasto en la nube superará los 500 mil millones de dólares en 2020 y el 80% de los clientes están pensando en adoptar la tecnología cloud.

Los clientes cada vez demandan mayor inteligencia y conocimiento de la información para resolver de una forma sencilla y rápida sus problemas. Pero, ¿cómo se maximiza la rentabilidad?

1.- Mediante la identificación de los mejores partners.

2.- Facilitando la certificación, recursos y aplicaciones para una mejor atención al cliente.

3.- Duplicando la inversión en software libre, servicios en la nube y plataformas.

4.- Nuevo motor de referencia para los perfiles y soluciones de los miles de partners.

5.- Inversión en más de 3.500 empleados de campo para ayudar a los clientes y partners.

En definitiva, proporcionar un mayor valor al cliente cada día con el respaldo de una compañía como Microsoft.