A raíz de la impresión inicial, desvelada oficialmente en la conferencia técnica hace dos semanas y para los profesionales en Seattle en enero, podría parecer que el Nuevo Dynamics AX, AX7 en adelante, no era más que una adaptación del popular ERP de Dynamics a la plataforma cloud de Azure. Algo así como una simple modificación de código y reorganización del funcionamiento para que trabajara correctamente en un nuevo entorno.

Sin embargo, un primer contacto con las posibilidades que ofrece la renovada versión nos hace ver que los más de diez años de evolución han dado para mucho. De intentar hacerse un hueco en el mundo del ERP, se ha consolidado como el guía que ilumina a los demás. Veamos los porqués en tres fragmentos que iremos publicando en nuestro blog.

1.- Bajo umbral para la adopción de AX7

No hay dudas de que cualquier cambio supone un reto a la hora de desarrollar y lanzar un nuevo producto, sin embargo, es un gran avance una vez que la adopción de la nueva versión ha sido satisfactoria. Esta adopción es relativamente fácil, ya que los desarrolladores se tendrán que apoyar en Visual Studio, un AOT que se basa en códigos y paquetes. Pero X++ solamente está enriquecida en algunos puntos y aquellos desarrolladores con experiencia en Visual Studio verán cómo muchas de las nuevas funciones se basan en el .NET/ Visual Studio de siempre.

Y, por último, el cloud computing requiere una nueva forma de pensar y formación específica, pero siempre vamos a contar con la gestión y ayuda de Microsoft. Además, los anteriores CTPs operan en el nuevo interfaz con una leve diferencia respecto a la navegación de AX2012, pero con RTW las similitudes son claras.

2.- Orientación del proceso de negocio

El interfaz de usuario en AX7 se centra en los espacios de trabajo, que guardan muchas similitudes con los clásicos procesos de gestión de datos basados en el papel y sus conceptos: los mosaicos son las nuevas señales, las pestañas y listas son las antiguas fichas de información y los gráficos y enlaces pueden ser incorporados ahora de una forma más avanzada. Todo ello en un escritorio personalizado a la vez que unido a los espacios de trabajo en conjunto.

3.- Soporte 2.0

AX7 registra continuamente la actividad y el rendimiento del sistema, por lo que el trabajo es automáticamente enriquecido con una snapshot (instantánea) del estado del sistema en el momento en el que se haya producido un error: envía qué navegador y versión se estaba utilizado, qué proceso se estaba realizando o qué estaba haciendo el usuario en ese momento, entre otras.  Así, cualquier fallo puede ser reproducido y corregido rápidamente.

4.- La verdadera plataforma Saas/Paas y el aprovechamiento de Azure de forma nativa

Ya lo avisaron, a diferencia de otros competidores, AX no es una simple “elevación y desplazamiento” de AX2012R3 hacia la nube, sino que existe una clara diferenciación entre la aplicación de AX7 y la plataforma que le permite funcionar con la tecnología Azure en nativo. Por lo tanto, cualquier mejora en Azure se verá reflejada en AX directamente. Además, SLQ Server se podrá ejecutar con Azure VM.

Las ventajas son claras, y en las próximas publicaciones te iremos desgranando más novedades. ¡No nos pierdas de vista!