Además de las actualizaciones de liberación (7.0), aplicación (7.01) y plataforma (7.1) de mayo de 2016, la de plataforma de agosto (7.2) marca el camino hacia donde tiende Dynamics AX. En mayo, la aplicación ya incorporó POS en la nube, información y gestión financiera, así como capacidades en la cadena de suministro. A ello se le suma las actualizaciones mensuales del mismo LCS, en continua mejora desde su lanzamiento.

Las soluciones SaaS se han convertido en la norma de este año para todo tipo de aplicaciones, desde los ERP y PSA hasta las cadenas de suministro. Las posibilidades de la nube son múltiples: públicas para múltiples usuarios, privadas o híbridas. Solo hay que buscar el momento oportuno y la solución clave.

Office 365, Google Analytics, FedEx, Adobe Creative Suite y GoToMeeting son algunos de los servicios que utilizamos habitualmente y que ya están en la nube. De hecho, más del 90% de las empresas se apoyan en soluciones en la nube. Sin embargo, aún hay muchas que, aunque ven el valor que ofrece la nube, tienen miedo a los riesgos por los pequeños márgenes de error. ¿Cuáles son los signos de que es momento de pasar a la nube?

  1. Los empleados lo demandan: Se apoyan en teléfonos móviles y se mueven en las redes sociales. La facilidad de uso que ofrecen ayudan a evaluar las actividades del trabajo, ofrecen acceso global las 24 horas del días y tienen más información. Los sistemas anticuados obstaculizan las operaciones.
  1. Los servidores necesitan un lavado de cara: El mantenimiento y la sustitución son el pan de cada día y las soluciones en la nube ofrecen ventajas muy atractivas al respecto. Dile adiós a tus viejos servidores y trata el almacenamiento de una forma diferente.
  1. Una simple actualización del ERP no es suficiente: Las personalizaciones y los viejos hábitos han frenado la actualización del sistema y es posible que ahora sea demasiado tarde y costoso de poner al día. ¿Las versiones más recientes están a la altura de las expectativas? Entonces es momento de plantearse una refundación hacia la nube.
  1. Estás continuamente dando vueltas alrededor de tu proveedor de ERP: Las soluciones tradicionales requieren de una mayor implicación del proveedor ante cualquier cambio, modificación de acceso o actualización del sistema. Soluciones nativas en la nube reducen los dolores de cabeza, reducen los tiempos y tienen un coste menor.
  1. Tu empresa está creciendo: Cuando el negocio se expande, se necesita una solución flexible y potente. Las plataformas en la nube son más ágiles y progresivas en su crecimiento, lo que posibilita crecer según las necesidades sin implicar grandes inversiones. Las soluciones cloud permiten añadir y eliminar usuarios de la misma forma que se expande el negocio.
  1. Es necesario optimizar las operaciones: La externalización de los servidores, su mantenimiento y seguridad, ofrece la posibilidad al departamento TI a centrarse en otras tareas.

 

Quizás es solo cuestión de tiempo el que las empresas se animen a dar el salto al cloud, pero lo cierto es que las ventajas de la nube son mayores que el coste de la transición para la mayoría de las empresas. Las soluciones van madurando, la formación también. No esperes a ser el último en dar el salto.

Arantzazu López

Arantzazu López

¿Quieres compartir?