Cinco años después del debut de Office 365, Microsoft anuncia la llegada de Dynamics 365, una combinación entre software que da lugar a una única plataforma enfocada a las ventas y recursos de las empresas.

Dynamics 365 ofrece en un mismo escenario múltiples aplicaciones cloud para los negocios, abarcando desde las áreas de marketing y ventas hasta las operaciones o servicio, en la búsqueda de una mayor perspectiva de las tendencias de los negocios. Sin duda, una clara apuesta por revitalizar la oferta de Microsoft a los profesionales.

Los clientes tendrán acceso a las soluciones inteligentes de Microsoft y Cortana a través de las apps para mejorar la recepción automática de oportunidades y predicciones en ventas cruzadas, avisos o alertas de posibles fallos. El “Internet de las cosas” permite a las compañías incrementar sus acciones gracias a la entrada de millones de datos y Microsoft es consciente de que muchas empresas ya trabajan con ellos, pero solamente tendrán una visión completa si integran todos los aspectos con los planes de ventas. Además, la compañía ha anunciado también una nueva plataforma de aplicaciones, AppSource, con más de 200 soluciones SaaS de partners.

El lanzamiento de Dynamics 365 supone un duro golpe a Salesforce, su principal competidor en materia de CRM. Pero la mayor ventaja de la solución de Microsoft es la capacidad para combinar la información del CRM con la del ERP. Esta integración es la principal apuesta de la compañía por diferenciarse de su rival y, la unificación de soluciones en una plataforma como Dynamics 365, intensifica las interacciones de los negocios de un modo más sólido.

Desde la entrada de Nadella como chief executive en Febrero de 2014, la empresa ha centrado sus esfuerzos en revitalizar la vertiente profesional mirando hacia las soluciones en la nube. Eso sí, combinando y perfeccionando las soluciones para presentarlas bajo una plataforma común y escalable.

Microsoft está buscando la forma de cambiar la operativa de los negocios, apostando por las predicciones, el aprovechamiento de las oportunidades y la lectura inteligente de la información que manejan los sistemas. Solo de esta forma las compañías podrán sacar el máximo potencial a la ingente cantidad de datos que manejan.