Sí, esto ya lo tenemos claro, Dynamics AX, el antiguo Axapta, ya no se llamará así, es más, ya hay fecha definitiva para el adiós de Microsoft Dynamics AX 2012.

Pero, por los rumores que han comenzado a circular, todavía no tenemos claro cómo se va a llamar la nueva versión del ERP de mediana/gran empresa de Microsoft. Al parecer ésta sería la última versión: Dynamics 365 for Finance and Operations (Enterprise Edition) pero después de dejar de usar el no-oficial AX7 y acostumbrarnos a Dyn365 for Operations, no sabemos si esta nueva denominación será definitiva, y los cambios que se producirán próximamente a nivel de planes de licenciamiento del nuevo producto los analizaremos en la próxima entrada.

Volviendo al tema que nos ocupa hoy, Microsoft ha anunciado que la retirada oficial de AX 2012 R3 se realizará a partir del 1 de julio de 2017. Por lo que, en menos de dos meses, los nuevos clientes no podrán hacerse con esta versión.

Pero, ¿cómo afecta esto a los clientes existentes de Dynamics AX?

La realidad es que podrán seguir comprando licencias adicionales, aunque tras el 1 de julio se tendrán que acoger a los nuevos precios. No obstante, las licencias de aquellos que estén en el Enhancement Plan no se verán afectadas. Por el momento, el soporte principal para la versión final de Dynamics AX está previsto que siga hasta octubre de 2021.

Otro de los aspectos a destacar es, que aquellos que pretendan actualizar de Dynamics AX 2009 a Dynamics AX 2012, ya no podrán hacerlo y tendrán que pasar directamente a Dynamics 365 for Operations. Por su parte, los descuentos comerciales para empresas seguirán vigentes para aquellos que compren desde Microsoft Dynamics AX 2012 R3, aunque éstos no estarán disponibles para la versión local, Dynamics 365 for Operations on-premise.

Dynamics AX llega a su fin tras más de una década de vida, pues la creación de la versión 4.0 tuvo lugar en marzo de 2006. En aquel entonces, AX se encargó de suceder a Axapta, cuyo desarrollo fue hecho por la compañía danesa Damgaard e IBM en 1998, y que más tarde acabó comprando Microsoft en 2002.