Ya son más de 20.000 las empresas en el mundo que utilizan Microsoft Dynamics AX, lo que convierte a la herramienta en uno de los ERP más extendidos entre las empresas. Esto provoca que, con vistas a obtener el máximo provecho, sus usuarios necesiten actualizar la herramienta a medida que se liberan funciones y capacidades.

Al igual que cualquier herramienta o sistema operativo, cada versión de Dynamics AX tiene una fecha de caducidad en la que, a partir de entonces, el soporte oficial por parte de Microsoft queda concluido. En el caso del ERP, el soporte para AX 2009 finaliza en 2018 y el de AX 2012 en 2023, lo que significa que muchas empresas necesitan planificar desde ya el salto a nuevas versiones. El soporte mejorado, en base a la versión antigua, es costoso y poco eficaz, por lo que la mejor opción es actualizar hacia versiones más modernas. Pero, ¿cómo actualizar sin problemas?

1.- Apóyate en un partner especialista

Actualizar puede suponer un reto, especialmente cuando tu producto cuenta con personalizaciones. Lo ideal es buscar a un partner especializado en tu industria y producto, él sabrá orientarte de forma adecuada y garantizar tu continuidad. De ello depende, por ejemplo, que se realice correctamente la migración de los datos necesarios y el código relacionado. En AXAZURE consideramos este primer punto como el más crítico a la hora de llevar a cabo un upgrading o una implantación AX.

2.- Contar con un responsable involucrado en el proyecto

Tener un partner es la clave, pero la empresa necesita del apoyo de un ejecutivo que esté implicado en el proceso de actualización. Él será el líder de la transición y quien, junto al equipo técnico y de proyectos, se encargue de apoyar y ejecutar la iniciativa.

3.- Revisar las características y funcionalidades

Antes de actualizar es necesario revisar cada característica, los flujos de proceso y los requisitos de funcionalidad que tiene tu negocio. Necesitas conocer qué se puede eliminar, qué se puede mejorar y qué necesitas para optimizar tus procesos y aumentar la eficacia. Un consultor funcional experimentado sabrá asesorarte correctamente.

4.- Revisar y actualizar la documentación

Las empresas necesitan documentar los procesos del negocio y los pasos de la actualización. En este punto es interesante actualizar los documentos de diseño y de configuración de la solución antes de proceder a la actualización. Contar con la guía y supervisión del partner será de gran ayuda para desarrollar una base sólida.

5.- Testear y más testear

Las versiones más recientes cambian en el modelo de datos y no todos se migrarán como la empresa piensa. A veces, áreas como recursos humanos o gestión de nóminas suelen presentar incidencias, especialmente cuando hay una personalización en la estructura de datos. Estos pueden solucionarse con scripts de actualización de datos adicionales que se ejecutan en los entornos de origen y destino. Un consultor técnico experimentado desarrollará un sólido plan de pruebas para la validación de datos y procesos.

En definitiva, elegir un partner de Microsoft Dynamics adecuado te ayudará a actualizar tu ERP y a aprovechar las nuevas capacidades que ofrece cada nueva versión. Así, solo tendrás que optimizar tus procesos para seguir creciendo.